EFEMERIDES

1 de Diciembre Día de Acción contra el SIDA.

Esta fecha tiene como fin generar conciencia sobre la enfermedad y promover la información y la empatía para mejorar la calidad de vida de los pacientes. 

El 1 de diciembre se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA. Fue el primer día dedicado a la salud en todo el mundo, y la razón de elegir esa fecha concreta fue por razones de impacto mediático, al ser el primer día del mes de diciembre. Supone una oportunidad para recordar a los que han fallecido, crear conciencia y celebrar victorias como el acceso a servicios de prevención y tratamientos antirretrovirales.

La primera vez que se celebró el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA fue en 1988 y desde esa fecha, el virus ha matado a más de 25 millones de personas en todo el mundo, lo que supone una de las epidemias más destructivas de la Historia. 

En 2011 ONUSIDA decidió cambiar el nombre Día Internacional de la Lucha contra el Sida por el de Día Internacional de la Acción contra el Sida, por considerar que la palabra «lucha» tiene una connotación belicista. 

¿Qué es el SIDA?

El SIDA es una enfermedad causada por el VIH, un virus que ataca de manera directa el sistema inmunológico, provocando, a la larga, que las personas presenten serios problemas de salud  (infecciones, enfermedades graves como el cáncer) y que puede terminar con la vida de quien lo padece.

El SIDA se ha convertido en una verdadera pandemia mundial, que ha cobrado la vida de millones de personas, siendo el continente africano el que presenta mayor número de infectados. 

VIH y SIDA 

En algún momento, un diagnóstico de VIH o SIDA se consideró una sentencia de muerte. Gracias a la investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos, las personas con VIH, en cualquier etapa, actualmente viven vidas largas y productivas. Una persona VIH positiva que sigue un tratamiento antirretroviral regular puede esperar vivir un período de vida casi normal. 

El VIH es un virus que puede llevar al deterioro del sistema inmunitario. El término “VIH” significa virus de inmunodeficiencia humana. El nombre describe al virus: Solo los humanos pueden contraerlo y ataca al sistema inmunitario. Como resultado, el sistema inmunitario no puede funcionar con la efectividad que debería. Nuestro sistema inmunitario puede eliminar por completo muchos virus de nuestros cuerpos, pero ese no es el caso con el VIH. Sin embargo, los medicamentos pueden controlar el VIH satisfactoriamente al interrumpir su ciclo de vida viral.

Mientras que el VIH es un virus que puede ocasionar una infección, el SIDA (que es la abreviatura para síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es una enfermedad. Contraer el VIH puede ocasionar el desarrollo de SIDA.

El SIDA, o VIH en etapa 3, se desarrolla cuando el virus ha ocasionado daños graves al sistema inmunitario. Es una condición compleja con síntomas que varían según la persona. Los síntomas del VIH en etapa 3 se relacionan con las infecciones que una persona puede desarrollar como resultado de un daño en el sistema inmunitario que no puede contrarrestarlos tan bien. Conocidas conjuntamente como infecciones oportunistas, estas incluyen tuberculosis, neumonía y otras. 

El VIH puede transmitirse de una persona a otra, el SIDA es la última etapa.  

Debido a que el VIH es un virus, puede transmitirse entre personas tal y como muchos otros virus. El SIDA, por otro lado, es una condición que una persona adquiere solo después de haber contraído el VIH.

El virus se transmite de una persona a otra a través del intercambio de fluidos corporales. Más comúnmente, el VIH se transmite a través de las relaciones sexuales sin preservativos o al compartir agujas. Además, una madre puede transmitir el virus a su hijo durante el embarazo.

El SIDA es una etapa tardía de la infección del VIH. Los proveedores de atención médica observan unos cuantos factores para determinar si la latencia del VIH ha progresado a etapa 3.

Debido a que el VIH destruye las células inmunológicas llamadas células CD4, una manera en la que los proveedores de atención médica diagnostican el SIDA es haciendo un recuento de dichas células. Una persona sin VIH puede tener entre 500 y 1,200 células CD4. Cuando las células han bajado a 200, se considera que esa persona con VIH está en etapa 3.

Otro factor que indica que el VIH en etapa 3 se ha desarrollado es la presencia de infecciones oportunistas. Las infecciones oportunistas son enfermedades ocasionadas por virus, hongos o bacterias que no afectarían a una persona con un sistema inmunitario intacto

Botón volver arriba
error: Este artículo pertenece al sitio _ww.elfamaillense.com.ar