A 24 años de la muerte de Gilda y el nacimiento de una «Santa popular»

Un 7 de septiembre de 1996 el micro en el cual viajaba Gilda, parte de su familia y su banda completa fue embestido por un camión ocasionando la muerte de la cantante y seis acompañantes.

«No pienses que voy a dejarte, no es mi despedida, una pausa en nuestras vidas, un silencio entre tú y yo. Recuérdame a cada momento que estaré contigo». Fueron las palabras de la última canción que compuso en vida y que para muchos una vez sucedido el accidente enmarcaron su muerte en un aura de premonición.

Miriam Alejandra Bianchi, conocida en la movida tropical como Gilda falleció en un trágico accidente de tránsito cuando se dirigía a un show en la localidad de Chajarí, Entre Ríos. Su carrera artística estaba en auge y había logrado ganarse a fuerza de trabajo y su enorme carisma el cariño de los fans convirtiéndose en un referente de la nueva cumbia que había empezado a inmiscuirse en los boliches de moda del coqueto Buenos Aires.

Con ella murieron también su hija Mariel, de 15 años, su madre Tita, tres de sus músicos y el chofer que manejaba el colectivo que los llevaba a todos. Otras doce personas resultaron heridas. De acuerdo a los testimonios recopilados en el juicio en el kilómetro 129 de la ruta 12 –conocida por aquellos años como la Ruta de la Muerte– un camión de origen brasileño embistió el micro en el que viajaba la artista, cerca de la localidad de Ceibas.

La tarde era lluviosa, la ruta tenía fama de trágica  y un camión habría mordido la banquina y realizado una mala maniobra. Todo se habría complotado para desembocar en el terrible accidente que daría nacimiento a una Santa Popular.  Desde aquel día, las manifestaciones populares de agradecimiento y cariño a la cantante no se detienen. Los fans han levantado un santuario y le asignan diferentes y variados milagros, por lo que la gente la reconoce como «Santa Gilda».

Los temas de «la abanderada de la bailanta» como «No me arrepiento de este amor», «Fuiste», «Paisaje», «Corazón valiente», se convirtieron en clásicos indiscutible de la movida tropical y a pesar de los años no han perdido vigencia y permanecen en el recuerdo de sus fans y de todo aquellos que aún lo corean en alguna fiesta familiar. 

error: Este artículo pertenece al sitio _ww.elfamaillense.com.ar