11 August, 2022

Accidentes viales: los números

Según un estudio internacional Argentina, es el cuarto país mas inseguro para conducir solo superado por Sudáfrica, Tailandia y Estados Unidos.

El 10 de este mes se celebró el Día Nacional de la Seguridad Vial, fecha que invita a reflexionar sobre el respeto a las normas de tránsito para una mejor convivencia y a la necesidad de una mayor conciencia cívica para reducir el alto índice de víctimas por siniestros viales.

Antes de la pandemia un estudio de Gonvarri Industries pudo detectar conductas en el tránsito, que arrojo las siguientes conclusiones:

El 84,58% de los encuestados cree que en la Argentina no se maneja de forma responsable y segura.

El 82,32%, asegura que conduce segura y responsablemente, es decir, casi nadie se ve a sí mismo como un conductor poco responsable.

El 96,6% considera que los accidentes de tránsito se podrían reducir a la mitad si los conductores –esto es “los otros”– fueran más conscientes.

La empresa estadounidense Zutobi, especializada en estos temas y que anualmente elabora un ranking de inseguridad vial, Ubicó a la Argentina como el cuarto país más inseguro del mundo para conducir, solo superada por Sudáfrica, Tailandia y Estados Unidos.Los factores considerados para la medición fueron un estimado de muertes por accidentes de tránsito cada 100.000 habitantes, la vinculación de esas muertes con el consumo de alcohol y el índice de uso del cinturón de seguridad en conductores.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) publicó un informe que señala que:

El primer cuatrimestre del año, fallecieron 1339 personas en 1200 siniestros viales. Un promedio de 11 víctimas por día. Los motociclistas son los principales afectados, ya que representan el 43% del total.

La no utilización del casco y los escasos controles son las principales causas. Los automovilistas fallecidos representan el 28% del total. Los peatones, el 10%.

Del total de víctimas mortales, el 75% eran hombres, que casi triplican a las mujeres (24%). 4 de cada 10 tenían entre 15 y 34 años (38%). Casi la mitad de las muertes registradas, un 52% de los casos, y en rutas nacionales.

Los accidentes de tránsito, mortales o no, resultan totalmente prevenibles. La adopción de una política integral de prevención que incluya: Campañas de educación para cambiar comportamientos, mayores controles, más suspensiones de licencias, el incremento de penas para los homicidas viales son cuestiones impostergables.

Ninguna muerte o lesión grave en el tránsito es aceptable. Si se puede evitar, no es un accidente.

Share
P