ACTUALIDAD

Ganancias de trabajadores autónomos: cómo hacer la declaración jurada

La información que hay que completar no está solo en las facturas y recibos, sino que hay que contemplar los gastos personales y los bienes.

En esta época del año, el contribuyente debe empezar a reunir la información que necesitan los contadores para realizar las Declaraciones Juradas (DDJJ) de Ganancias y Bienes Personales. En algunas oportunidades, la información es insuficiente o al volcar esa información en los formularios pueden darse algunas inconsistencias.

¿Cómo se hace la DDJJ y cuáles son los inconvenientes y las diferencias más usuales que se generan y dan lugar a controversias y diferencias entre el contribuyente y el contador?

Qué información se necesita

En el caso de una persona humana que está en relación de dependencia, el Impuesto a las Ganancias que le corresponde abonar se lo retiene el empleador mes a mes y es liquidado a la AFIP. La única eventual obligación es presentar la DDJJ informativa si supera el monto que determina anualmente el organismo recaudador.

En caso de ejercer la profesión en forma independiente (cuarta categoría) o ejercer una actividad comercial / industrial (tercera categoría) en forma unipersonal, debe presentar la DDJJ Anual para determinar el impuesto a ingresar.

Las personas no llevan contabilidad (pueden hacerlo, pero la mayoría no lo hace) y sí mínimamente tienen como información principal de la actividad que realizan las facturas de compra recibidas y las facturas de venta realizadas.

Con esta información, más los saldos de las cuentas bancarias, las compras y ventas de rodados, inmuebles, bienes muebles, de acciones y títulos y el saldo de préstamos a cobrar y/o a pagar es que se realiza la DDJJ.

Cómo se carga la información

La información no proviene de un balance de saldos de cuentas patrimoniales y de cuentas de resultados, como sucede cuando existe una contabilidad de por medio (asientos, mayores y balance de saldos).  La DDJJ contiene rubros o ítems de carga:

  • Declaración de Bienes y Deudas
  • Declaración de Rentas
  • Variaciones Patrimoniales

La Declaración de Bienes y Deudas surge de la información de las cuentas de Activo (bienes) y de Pasivos (deudas) que tengamos. La AFIP tiene algunas de esas informaciones y las pone a disposición a través del servicio web “Nuestra Parte” (saldos de cuentas bancarias).

La Declaración de Rentas incluye las ventas y las compras y gastos que se efectuaron y también la AFIP tiene esa información y está en el servicio “Mis Comprobantes“, donde tenemos el detalle de los comprobante emitidos y de los recibidos.

Finalmente el Cuadro de Variaciones Patrimoniales es el que “balancea” la parte patrimonial y la parte de resultados y permite realizar ajustes y compensaciones.

Esquema de la Declaración Jurada

  • Bienes al inicio/al cierre
  • Deudas al inicio/al cierre
  • Patrimonio al inicio/al cierre
  • Resultado del ejercicio

Cómo funciona la Declaración Jurada

La Declaración Jurada funciona a través del principio de “diferencia patrimonial”. Se comparan los bienes y deudas del inicio del período con los del cierre.

La diferencia es el resultado (ganancia o pérdida).

Por otra parte, tenemos las ventas (facturas emitidas) que menos las compras y gastos (facturas recibidas) también determinan el resultado del período.El resultado por diferencia patrimonial debe “coincidir” con el resultado por diferencia entre ventas y compras.Incremento patrimonial:Ganancia (destino)Consumido (gastos personales)El consumido surge por diferencia en la DDJJ en el cuadro de variaciones Qué es el consumidoEl monto consumido (gastos personales) es la parte del resultado del período (ganancia) que se destinó a los gastos personales y que no pueden deducirse como gastos, ya que no están vinculados a la actividad gravada.Son todos los gastos que comprenden, por ejemplo, alimentos, ropa, salidas, viajes, transporte, gastos en servicios (gas, electricidad, teléfono) y todos los gastos de inmuebles y rodados no afectados a la actividad.No existe un valor de consumido “tipo/modelo o razonable”, sí existe un consumido acorde al nivel de vida del contribuyente.La AFIP exhibe parte de la información que conforma el consumido en “Nuestra Parte”, como los gastos con tarjeta de débito y crédito. Otra información, como cuotas de colegios privados, alquileres de guarderías náuticas, acreditaciones bancarias y otras, no están disponibles para los contribuyentes, pero la AFIP sí las tiene.Qué pasa si el consumido da negativoSi el consumido da negativo es porque algo no es correcto.Una alternativa es que se hayan omitido ingresos (con lo cual el resultado y el consumido deberían ser mayores).Como el resultado surge por diferencia patrimonial, las otras alternativas pasan por un “desequilibrio patrimonial” producto de no considerar ciertas situaciones o ciertas operaciones.Es lógico ya que la DDJJ no surge de un sistema

sistema contable, sino que es una “construcción” con saldos patrimoniales y con comprobantes de ventas y de compras.

Los desajustes (en más o en menos) precisamente se ajustan o compensan en el Cuadro de Variaciones, cuyo propósito es precisamente ese.

Algunos ejemplos:

  • Las diferencias de cambio: la moneda extranjera estaba contabilizada a un valor y es utilizada cuando se vende a otro valor. Esa diferencia que es la diferencia de cambio debe ser reflejada.
  • Bienes que estaban al inicio y no al cierre (donaciones otorgadas, Bienes Fideicomitidos)
  • Bienes que estaban al cierre y no al inicio (donaciones recibidas)
  • Resultado por venta de bienes tales como Inmuebles o Rodados.
  • Otros ingresos no considerados por medio de las facturas emitidas.
  • Resultado por venta de títulos o acciones.
  • Resultados que no generan ni consumen fondos. Si consideramos como ingresos el valor locativo de un inmueble si bien es una utilidad, no generó caja y, si consideramos amortizaciones de bienes afectados a la actividad que son pérdida, no consumieron caja, razón por la que ambas situaciones deben ajustarse para no generar un error en el monto consumido.

En definitiva, es más complejo realizar una DDJJ de una persona que de una sociedad (en términos generales y hablando de sociedades Pymes)

Requiere de mucha atención porque hay que contemplar operaciones y situaciones que no surgen precisamente de las facturas de compra y de venta y de los saldos de las cuentas patrimoniales y que hay que “rastrear”, algunas veces solo a partir del análisis y otras preguntando al cliente y profundizando sobre operaciones y situaciones que no surgen de los elementos de que disponemos.

Fuente
Clarín
Botón volver arriba
P