FOTOGALERIA

Argentina Federal: el Impenetrable Chaco

Tierra de Montes y ríos Chaco es la provincia con mayor población aborigen de nuestro país. Culturas ancestrales como la familia lingüística Guaycurú (Tobas, Quom , Pilagás, Mocobíes, Mbayás y Payaguá) Mataco-mataguaya (Matacos, Wichis, Chorotis, Ashluslay, Maccás, Noctenes, Vejoces y Mataguayos) son consideradas autóctonas de la región; mientras que los
Lule-vilelas (Tonocotés, Lules, Vilelas y Matarás) se asentaron en la zona poco antes de la conquista española.

Muchos de estos pueblos originarios desaparecieron producto de la aguerrida defensa del territorio que llevaron a cabo en tiempos de colonización. Otros como los Tobas, Wichis y Quom en cambio lograron supervivir, manteniendo su esencia cultural arraigada. Fruto de este enorme mosaico cultural Chaco se distingue como la provincia prehispánica guerrera por excelencia.

Enraizado al caballo desde los tiempos en que los Abipones y Mocobiés los adiestraban para usarlos en la «guerra al blanco», la mayoría de las costumbres chaqueñas giran en torno a la destreza en la doma de este animal, y la naturaleza en su conjunto. Las carreras de caballos, la cuarteada, el juego de la sortija, la doma del potro, la hierra, el despunte, y la ambrosiada son alguna de las costumbres típicas del peón del campo y del interior chaqueño cuya actividad principal es la ganadería.

En su gastronomía fuertemente influenciada por los pueblos originarios destacan preparaciones a base de algarroba, miel, chivo, chacra y surubí. El kibebe, guiso carrero, guiso caldudo, mbaipí, el chipá abati, chipá guazú son algunos de sus platos más autóctonos.

La cueca chaqueña, el gato, el triunfo y el escondido se constituyen comos sus danzas populares, infaltables en sus fiestas y festivales entre los cuales destacan la Fiesta Provincial del Cerdo, el FeriChaco, el Festival Provincial de la Miel, y la Fiesta de las Colectividades.

Sus principales puntos turísticos están relacionados con la exuberante naturaleza del Impenetrable bosque Chaqueño, las aventuras que propician el cauce de los Ríos Teuco, Bermejo, Paraguay, Paraná y Negro, además del recorrido por la reserva Reserva Natural Pigüem N´onaxa, que alberga dos de los meteoritos más grande del mundo: “Gancedo” y el “Chaco”. Estás rocas, fruto de una lluvia de meteoritos, impactaron hace más de cuatro mil años en el territorio Chaqueño.

Botón volver arriba
error: Este artículo pertenece al sitio _ww.elfamaillense.com.ar