Cucumi: microemprendimiento sustentable de una famaillense

Rocío López es la creadora de un emprendimiento sin igual en Famaillá: «ropa ecológica para bebés y niñes» , sustentables con el ambiente y la economía.

Este emprendimiento nació de la mano del uso de los pañales ecológicos, y la necesidad existente de ropa que se adaptase a ellos, y a las etapa de crecimiento de los bebés. Rocío se percató que uno de los principales problemas para el uso de los pañales de tela, tenía que ver con cierta cuestión «estética» ya que estos producían un mayor abultamiento que sus pares descartables, motivo por el cual muchas veces eran relegados. Al observar el problema la productora decidió intervenir y «así comenzó «cucumi» ropa sustentable, para niñes».

«La idea surgió con el nacimiento de mi segunda hija, Sofía hace cuatro años y medio. Empecé una búsqueda para un aporte ecológico y encontré los pañales de tela. Este tipo pañales han vuelto al mercado hace un tiempo, completamente modernizados con telas producidas especialmente para esto, que simplifican lo que antes se conocía como «la bombacha de goma o látex», ahora son telas respirables aptas para el contacto con la piel del bebé. Me di cuenta que a través de su uso se reducía sustancialmente la basura y por ende la contaminación. Un bebé usa promedió 10 pañales por día, en una semana son 70 pañales, lo que tiene un alto impacto en el medio ambiente, y en la economía del hogar. Comencé haciendo los pañales y luego con el tiempo me anime a hacer ropa teniendo en cuenta las necesidades de mi nena» expresó la emprendedora.

La idea que comenzó sin fines de lucro, como una solución propia y «casera», con el paso del tiempo se fue convirtiendo en un emprendimiento redituable. «Empezó a gestarse en mí casa, como algo para mí nena, luego mis amigas empezaron a encargarme que les confeccionará un enterito o un pantalón. La ropa gustó, porque no solo permitía que los bebés usen pañales de tela, sino también que se muevan libremente y estén cómodos.


Otro punto a favor de la ecología, fue el hecho que al principio reutilizaba tela quizá de otras prendas que nunca habían sido utilizadas y estaban en un rincón olvidadas».

El emprendimiento textil cuya cadena de producción es artesanal tiene como fin ofrecer una alternativa ecológica, orientada a un cambio de conciencia en el consumo. Donde cada prenda está confeccionada con mucho amor y de forma personalizada según las características y necesidades del bebé que la vestirá. «Hay una red en el emprendimiento, si bien yo me encargo de confeccionar las prendas, mí compañero realiza las entrega, mí hermana y mamá colaboran en el cuidado de mis hijas, para que yo pueda dedicarme a producir. También trabajamos con otros emprendimientos, ya sea en la compra conjunta de insumos, creando ferias donde mostrar nuestros productos, y a su vez abriendo espacios donde nuestros hijes puedan estar y ser, sin molestar a nadie».

«Cucumi» es un emprendimiento que se dedica a la producción de ropa apta para los pañales de tela, y a favor del movimiento libre, entendiendo esto como la posibilidad que le ofrecemos a los niños de poder jugar, correr, caerse, experimentar y que la ropa que usan los acompañe en el proceso de crecer. «Cucumi» es un espacio político, porque lo personal es político, maternar es político, porque no podemos no hacer sin mantener una estructura que no contemple nuestro modo de vivir. Desde nuestros emprendimiento siempre instamos a salir desde sus propias estructuras y animarse a cumplir sueños y alcanzar metas desde la acción».

error: Este artículo pertenece al sitio _ww.elfamaillense.com.ar