GENERO

Famaillá: condenaron al femicida “Quity” Ramos a prisión perpetua

Lauro Humberto Ramos, alias Quity, estaba imputado por el asesinato de Alejandra Martínez, quien fuera su pareja. Fue sentenciado en el marco de un juicio abreviado. El hecho ocurrió en octubre del año pasado.

La condena contra el femicida se concretó este martes, 22 de junio, durante una audiencia solicitada por la fiscal Mónica García de Targa, titular de la UFI de Graves Delitos contra la Integridad Física, en la que Ramos reconoció circunstanciada y llanamente su participación en el hecho que le atribuyó en su momento el MPF.
El asesinato de la mujer se produjo 2 de octubre de 2020, en el barrio El Palmar de Famaillá. Según la hipótesis principal elaborada por la fiscalía, “Quity” Ramos le disparó en la cabeza a la víctima con un pistolón. Durante la investigación penal preparatoria, la fiscal Targa presentó una serie de pruebas que incriminaron al sujeto, entre las cuales figuraronn los informes periciales y la declaración de los testigos. También fueron claves los testimonios en cámara gesell de los hijos de la víctima que señalaron a Ramos como un hombre violento. A la luz de estas evidencias, el asesino de Martínez accedió al procedimiento impulsado por la fiscalía y admitió su culpabilidad por lo que fue declarado autor penalmente responsable del delito de Homicidio Agravado por el Vínculo, por mediar Violencia de Género y por el uso de arma de fuego, recibiendo una condena de prisión perpetua.
Se trata de la primera causa iniciada y tramitada íntegramente bajo el sistema adversarial en el Centro Judicial de Monteros. El tribunal actuante avaló tanto la calificación como la pena solicitada por el MPF, declarando admisible los términos del acuerdo que contó con el consentimiento de la familia de la víctima.

El caso

El femicidio de Martínez ocurrió el 2 de octubre de 2020, en el barrio El Palmar de Famaillá. La víctima se encontraba en su casa junto a Ramos, con quien tenía una relación de varios años. En un momento se produjo una tensa discusión entre ambos y se escuchó una detonación que fue advertida por sus allegados. En la vivienda se encontraban tres de sus cuatro hijos (dos de ellos menores de edad) que hallaron a su madre sentada en una silla de la cocina con un disparo en la cabeza. El sujeto había intentado escaparse entre unos matorrales que hay a metros del lugar pero fue atrapado por uno de los hijos de la mujer.

Botón volver arriba
error: Este artículo pertenece al sitio _ww.elfamaillense.com.ar