Las grandes mentiras sobre el COVID-19

Por Claudio Decima

A través de las redes sociales, el boca a boca y el comentario ocasional se han extendido una serie de «mitos» sobre «nuestro enemigo invisible» el Covid-19. El termómetro digital conocido popularmente como «la pistolita de temperatura» daña la retina, el 5g propaga el virus, las gárgaras de bicarbonato de sodio curan el covid, estos son sólo algunos de los relatos más oídos en las calles.
Pero… ¿Tienen algo de verdad? En este artículo desenmascaramos las «grandes mentiras sobre el Coronavirus».

¿EL USO DEL TERMÓMETRO DIGITAL DAÑA LA RETINA Y LAS NEURONAS?


Es falso. La señal emitida por estos termómetros no es ni perceptible ni dañina para el ojo humano.
La toma de la temperatura es un protocolo de seguridad sanitaria y no pone en riesgo la integridad de las personas. Los termómetros de no-contacto, infrarrojos o de “pistola”funcionan con un sensor que interpreta la información infrarroja que emiten todos los cuerpos vivos.
El cuerpo humano emite ondas térmicas que expanden el calor humano, lo que tiene el termómetro es un sensor que atrapa la modulación de estas ondas y mide su frecuencia para interpretarla y reflejarla digitalmente mediante un software. Así muestra información en grados centígrados o Fahrenheit, según corresponda.
No pueden dañar nuestros ojos. Vemos esta tecnología a diario, por ejemplo, en los controles para la televisión.
Los termómetros, no emiten energía. El sensor mide radiación electromagnética. El láser rojo que se usa es como una guía para apuntar, no quema, no emite calor. Coopera con las medidas sanitarias que contribuyen a la prevención de contagios.


¿EL COVID 19 NO SE PROPAGA EN CLIMAS DONDE HACE CALOR?

Los expertos en salud pública advierten que puede no ser así.
En este caso, la ciencia no es tan clara, si bien pueden tener datos científicos de otros coronavirus, no tienen experiencia con este coronavirus en particular.
Es posible que las temperaturas más cálidas y el clima más húmedo lo retrasen, este y otros tipos de virus, incluso el que causa la gripe, tienden a propagarse más durante los meses de clima frío. Sin embargo, eso no significa que sea imposible enfermarse por estos virus durante
otros meses. Singapur, India y Luisiana han tenido grandes brotes de infecciones a pesar de sus altas temperaturas.
¿Algo más para tener en cuenta? El clima cálido aumenta el riesgo de hospitalización y de muerte, en particular entre los adultos mayores, cuyo organismo tiene más dificultad para adaptarse a los cambios de temperatura. Esto podría representar una mayor presión para los
hospitales y los sistemas de atención médica de todo el país que ya están sobrecargados por el brote del coronavirus.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que también es necesario lavarse las manos con frecuencia para prevenir las infecciones por coronavirus, sin importar qué tan soleado o cálido esté afuera.


¿HAY RELACIÓN ENTRE EL 5G Y LA PROPAGACIÓN DE EL COVID 19?

Esto es FALSO. No existe una evidencia científica que lo demuestre. La Organización Mundial de la Salud, puesto que los virus no se desplazan ni por las ondas electromagnéticas ni por las redes de telefonía móvil.
El virus se propaga fundamentalmente a través de las minúsculas gotas generadas cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. También es posible infectarse si se toca una superficie contaminada y posteriormente se lleva uno la mano a los ojos, la boca o la nariz.
Tal y como recuerda la OMS, el COVID-19 se está propagando en países que no habían puesto en marcha el 5G como por ejemplo Bélgica, que aunque el pasado 1 de abril implementó el 5G, y tuvo el primer contagio por coronavirus el 4 de febrero, casi dos meses antes que la llegada
de la tecnología al país.
La OMS ha explicado que no ha encontrado ningún efecto adverso para la salud causado por la exposición a tecnologías inalámbricas como el 5G.
Aunque los niveles de exposición a la radiofrecuencia de las tecnologías provocan un aumento de la temperatura en el cuerpo humano, afirman que “es insignificante”, y que “siempre que la exposición sea por debajo de las pautas internacionales, no se anticipan consecuencias para la salud pública”.
En esta línea, la OMS está realizando una evaluación de riesgos para la salud por la exposición a este tipo de radiofrecuencias que se publicará en 2022.


¿LA VACUNA CONTRA LA NEUMONIA PROTEGE CONTRA EL COVID 19?

No. El 2019-nCoV es tan nuevo y diferente que es necesario desarrollar una vacuna específica, en la que ya se está trabajando con el apoyo de la OMS. Sin embargo, es muy conveniente vacunarse contra las enfermedades respiratorias para mantener una buena salud. Se recomienda que los adultos mayores sanos sean vacunados contra el neumococo.


¿Hay algún antibiótico contra el COVID 19?

No. Los antibióticos no son eficaces contra los virus, solo contra las infecciones bacterianas. El COVID‑19 está causado por un virus, de modo que los antibióticos no sirven frente a ella.
Actualmente no existe ningún medicamento autorizado para tratar o prevenir el COVID-19.
Aunque están en marcha varios ensayos de medicamentos, hasta el momento no se ha demostrado que la hidroxicloroquina ni ningún otro fármaco puedan curar o prevenir el COVID-19.


¿LAS GÁRGARAS DE BICARBONATO DE SODIO CURAN EL COVID 19?


Lo primero que debemos decir es que el bicarbonato de sodio es un antiácido de absorción rápida y actúa “como alcalinizante sistémico y urinario”. Sin embargo, mantener un pH alcalino no incide sobre el nuevo coronavirus.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha explicado que actualmente no existe ningún medicamento autorizado para tratar o prevenir el COVID-19.
Aunque algunos remedios occidentales, tradicionales o caseros pueden proporcionar confort y aliviar los síntomas del COVID-19, no hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad.
El bicarbonato, en realidad, “se utiliza clásicamente por vía oral en soluciones acuosas como antiácido” y «no tiene efectos sobre el nuevo coronavirus». Ni el té y el café, ni las gárgaras con sal, ni el agua caliente funcionan como cura para el COVID19. Tampoco existen evidencias de que el calor de un secador de pelo, o los vahos de agua
hirviendo ni los ambientes cálidos puedan curar o prevenir esta enfermedad.
Tomar café no previene ni cura el coronavirus.
Tampoco el consumo del ajo. La información fehaciente y oficial la distribuye la OMS.


¿LOS MOSQUITOS Y LAS MASCOTAS TRANSMITEN EL COVID 19?

La OMS responde tajantemente, no hay evidencias de que los mosquitos transmitan el coronavirus. Sí que pueden transmitir otras enfermedades pero no coronavirus.
Los mosquitos pueden transmitir algunas enfermedades como el dengue, chikunguña o el zika pero es el hecho más inusual en la naturaleza.
El virus que el mosquito adquiere cuando pica a una persona enferma tiene que pasar muchas barreras. En los casos del VIH, el Ébola o de este coronavirus, cuando un mosquito pica a un persona enferma, el virus pasa al estómago del animal y allí es digerido y se inactiva.
¿Qué hay de nuestras mascotas? Haya incertidumbre en todo el mundo en muchos aspectos,dentro ellos como una amenaza al bienestar de nuestras mascotas, porque mucha gente socia que sus mascotas podrían enfermarse y propagar el virus. Esta desinformación está llevando al
miedo y resultando en abandono y sacrificio de perros y gatos.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), y la Organización Mundial de Salud Animal (OIE),señalan que actualmente no hay evidencia científica de que las mascotas sean una fuente de infección para nosotros.
Pero recordemos siempre tomar las medidas sanitarias adecuadas: el lavado de manos antes y después de haber estado con animales o de haber tocado sus pertenencias.

error: Este artículo pertenece al sitio _ww.elfamaillense.com.ar