Los satélites de Amazon: ¿otra preocupación para los astrónomos?

Después de la constelación de satélites de Elon Musk, Amazon planea ocupar el cielo con una constelación

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) aprobó recientemente los planes de Amazon para su ambiciosa constelación Kuiper, que implica el envío de 3.236 satélites en órbita con el fin de extender el servicio de Internet de alta velocidad. 

La decisión es un paso regulatorio crucial que allana el camino para que Amazon comience a lanzar los satélites cuando estén listos y esto generó inquietudesentre los astrónomos y expertos en telecomunicaciones, al igual que en su momento con los satélites Starlink de Elon Musk, con respecto a la basura espacial, la contaminación lumínica y las observaciones astronómicas.

Según explicó la compañía, la idea es enviar los satélites a tres altitudes diferentes y para comenzar el servicio se necesitan 578 satélites en órbita, por lo que invertirá más de $10 mil millones de dólares

La empresa asegura que la inversión creará empleos e infraestructura en Estados Unidos, construirá y escalará la red terrestre, acelerará las pruebas y la fabricación de satélites y permitirá ofrecer banda ancha rápida y confiable que sea accesible para las comunidades de todo el mundo.

Mientras tanto, la órbita baja terrestre ya está bastante llena, con miles de satélites operando en las mismas frecuencias o en algunas muy cercanas a las que los radioastrónomos usan para estudiar el cosmos o donde las interferencias de los satélites pueden dificultar que los telescopios terrestres continúen examinando objetos lejanos.

propia.

error: Este artículo pertenece al sitio _ww.elfamaillense.com.ar