MASCOTEROS

Mitos y verdades sobre la esterilización de las mascotas

¿La esterilización trae efectos positivos o negativos para la salud de los animales? ¿Los engorda? ¿Estimula el celo en las hembras?

Estas son algunas de las dudas más frecuentes con respecto a la esterilización de nuestras mascotas y han sucitado ciertos «mitos» y creencias populares, pero… ¿Cuánto hay de verdad en ellas? Te lo contamos en esta nota.

🐾La cirugía de la esterilización conlleva muchos riesgos.

Falso. El riesgo es tener a tu perro sin esterilizar. La esterilización es una de las intervenciones más rutinarias, sencillas y rápidas que se hacen a diario y con una tasa de accidentes mínima en todas las clínicas del mundo. Además, está comprobado que los perros esterilizados tienen una esperanza de vida mayor.

🐾La esterilización no aporta ningún beneficio a perros y gatos

Falso. La esterilización genera bienestar a los animales puesto que previene la aparición futura de enfermedades o tumores testiculares en los machos y uterinos o mamarios en las hembras y también anomalías congénitas.

🐾La esterilización no es natural.

Verdad a medias. No es natural, pero es sumamente necesario para evitar la sobrepoblación y debería formar parte de una tenencia responsable. La esterilización es una adaptación al mundo actual en el que viven las mascotas, un mundo donde el ser humano los ha domesticado y convertido en animales de compañía que difícilmente sobreviven por su cuenta.

🐾La esterilización le cambia el carácter de manera negativa

Falso. Los únicos aspectos que cambian de un perro son precisamente muy beneficiosos para la convivencia con él, razón por la cual la mayoría de perros que son adiestrados o trabajan como perro de terapia y asistencia están esterilizados. Con la castración el perro se vuelve más centrado, ya que no está revolucionado por las hormonas que le incitan al apareamiento. También se evitan conductas como el marcaje territorial, las fugas en busca de apareamiento, la ansiedad, el machado de sangre por el celo, aparte de las enormes ventajas para la salud del perro. Y sobre todo, seguirá siendo tan cariñoso como siempre.

🐾Se vuelven menos activos y engordan

Verdad a medias. Lo único que ocurre es que al ser esterilizados, la actividad sexual se reduce drásticamente y su organismo debe gastar menos energía. En otras palabras, el perro deja de estar ansioso por encontrar con quien aparearse, deja de competir con otros de su mismo sexo y, en el caso de las hembras, dejan de tener el celo y el sobreesfuerzo que eso significa para el organismo cesa. Pero eso no significa que vaya a engordar, basta con regularle la comida y el ejercicio para que no consuma más de lo que gasta.

🐾Las perras deben tener una camada al menos una vez en la vida.

Falso. Hay muchos propietarios que piensan que la perra se va a desequilibrar o que puede sufrir embarazos psicológicos si no da a luz al menos una vez en la vida, lo cual es completamente falso. No hay ninguna evidencia científica que demuestre esto. Es más, sólo las perras sin esterilizar pueden tener embarazos psicológicos (se produce al mes y medio de tener el celo) y es muy común que esto ocurra incluso cuando la perra ya a tenido una o varias camadas.

🐾Las perras deben esterilizarse después del primer celo

Falso. De hecho, la efectividad de la esterilización contra en tumor de mama es menor una vez la perra ha pasado el primer celo. Esta creencia proviene de los años 40 cuando se comenzó a esterilizar de forma regular a los perros de compañía. Por entonces, las técnicas veterinarias no permitían asegurar el éxito de la operación a perros menores de 6 meses. Actualmente contamos con mejor tecnología y es posible esterilizar cachorros con 6-8 semanas sin ningún riesgo. Es más, a edades tempranas, la esterilización tiene menos riesgos de hemorragia y la recuperación es mayor.

🐾El problema de la sobrepoblación animal es por culpa de los criadores y perros callejeros.

Verdad a medias. Buena parte de los perros callejeros fueron abandonados en algún momento por sus dueños. La mayoría de ellos fueron dejados a su suerte sin ni siquiera haber sido previamente esterilizados lo que a la larga repercute en la cantidad de animales a los que es muy difícil encontrarles hogar. Además la tenencia irresponsable contribuye a aumentar aún más el número, ya que muchos cachorros son «descartados» horas después de haber nacido.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este artículo pertenece al sitio _ww.elfamaillense.com.ar