Qué es la otitis y cómo prevenirla

Las infecciones del oído son una de las razones más frecuentes por la que los padres llevan a sus hijos al Sistema de Salud. El tipo más común de infección del oído se denomina otitis media y es causada por inflamación e infección del oído medio, el cual se encuentra localizado justo detrás del tímpano.

El jefe de la Unidad de Otorrinolaringología del hospital Néstor Kirchner, Adriano Valdivieso, explica los tipos de patología que existen, a quiénes afecta y cómo cuidarse de la misma.

Una infección aguda en el oído se desarrolla rápidamente y es dolorosa. Las infecciones del oído que duran mucho tiempo o que aparecen y desaparecen se denominan infecciones crónicas del oído.

“Justo en esta época del año, los chicos son los primeros que llegan al agua y los últimos que se van, y eso acarrea dolores, infecciones; por ello sería bueno primero saber la diferencia entre una otitis de invierno y una de verano. Se llaman igual pero una es una otitis externa y otra media. El conducto auditivo externo es la piel del conducto, es la que se inflama por el agua. Y la otitis media es cuando está acatarrado, con moco que viene de la nariz y va hacia el oído”, comienza diciendo el referente.

“La otitis media aguda es más frecuente en el invierno porque los chicos se resfrían más, pero la otitis externa es más común en el verano porque los chicos están mucho tiempo en la pileta. El agua macera la piel y eso hace que ésta última pierda su integridad, su impermeabilidad y favorece que entren bacterias y ahí se produce la otitis”.

Entonces, afirma el médico, toda madre sabe si su hijo padece habitualmente otitis: “Hay chicos que nunca hicieron otitis y no lo harán, porque la anatomía les favorece, porque tienen un conducto amplio, porque la piel es sana, entonces el agua entra y sale y no pasa nada. Hay otros niños que no están favorecidos de esta forma, porque presentan conductos más pequeños o tienen una piel que se descama fácilmente, y eso permite la entrada de bacterias”.

Entre las recomendaciones, el profesional enumera:

  • Usar tapones al entrar a la pileta, sobre todo los menores que suelen tener la patología
  • Como remedio casero, al terminar el día de pileta con el secador en pelo en frío, secar ambos oídos del niño
  • No usar alcohol u otros aceites caseros
  • No utilizar hisopos o cotonetes de oído, que favorecen la aparición de la enfermedad
  • Ante la menor duda, consultar con el especialista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Agradecemos su interés en compartirlo, pero le solicitamos que lo hagas desde el link original. El Famaillense - Diario Digital