CULTURAL Y LITERARIA

Vidas en Literatura: Jordi Sierra I Fabra.

En el día de la Tartamudez compartimos con ustedes la historia de Jordi Sierra I Fabra uno de los escritores españoles contemporáneo más importante de la literatura juvenil de habla hispana, quien conquistó el éxito a pesar de padecer este trastorno del habla.

Jordi Sierra i Fabra (Barcelona, 1947), es uno de los autores más editados y leídos en lengua española, tanto por la innovación de sus propuestas literarias como por la enorme capacidad de sorprendernos con sus tramas y desenlaces.

Su obra abarca todos los géneros y es uno de los escritores de lectura obligada en escuelas de España y Latinoamérica, campo en el que es un verdadero experto y un gran comunicador. Galardonado con casi veinte premios literarios, su narrativa aborda el compromiso de contar lo que ve y lo que siente a través de sus constantes viajes por todo el mundo, fuente que le nutre de toda la energía que transmite a través de sus personajes y sus novelas.

La calidad de su ingente obra, con más de 300 títulos y traducida a 25 idiomas, ha sido reconocida en innumerables ocasiones con premios como el Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 2007. 

Jordi Sierra i Fabra nació en Barcelona el 26 de julio de 1947. Con doce escribió su primera novela larga, de quinientas páginas. Sus padres se mostraron poco entusiasmados con esta actividad, puesto que no confiaban en la profesión de escritor como un trabajo con futuro.

Cuando terminó el bachillerato empezó a trabajar en una empresa de construcción. Tuvo sus primeras incursiones profesionales en la música, otra de sus grandes pasiones. Fue uno de los fundadores del programa de la Cadena Ser «El Gran Musical», y en 1970 abandonó los estudios para convertirse en comentarista musical, lo que le permitió viajar por todo el mundo con grupos y artistas del momento para cubrir sus actuaciones y escribir reportajes. 

Igualmente fue uno de los miembros fundadores de la revista Super Pop en 1977, dedicada a la música joven. En 1978, y tras nueve años, dimitió del puesto de director de Disco Expres, y fue finalista del Premio Planeta de Novela. Su dedicación a la literatura se incrementó entonces. 

En 1981 logró el Premio Gran Angular de literatura juvenil por El cazador, y repitió dos años más tarde con …En un lugar llamado tierra. Volvió a hacerse con él en 1990 por El último set. A lo largo de su carrera ha obtenido cuantiosos galardones, como el Premio El Barco de Vapor de literatura infantil (2010), el Ateneo de Sevilla en 1979, Premio Edebé de Literatura Infantil (1993) y el de Literatura Juvenil (2006), el Premio A la Orilla del Viento de México (1999) y el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 2007 y el Premio Cervantes Chico en 2011, entre otros muchos. 

A la fecha lleva más de nueve millones de libros vendidos, siendo Campos de Fresas el más exitoso.

También ha sido relevante el aporte que ha hecho y viene realizando a favor de la promoción literaria en su país y fuera de él, en tal sentido creó, en el año 2004, la Fundación Jordi Sierra i Fabra en Barcelona, la cual, anualmente, convoca un concurso literario para menores de 18 años, entre otras actividades; y en Medellín, Colombia, ha sido el responsable de la Fundación Taller de Letras Jordi Sierra i Fabra para Latinoamérica, la cual asiste a miles de jóvenes en el mismo sentido que su par de Barcelona.

“- Siempre has sido especial, no voy a mentirte.

– Yo me siento diferente, pero no especial.

– Diferentes somos todos. Especiales hay pocos.” 

― Jordi Sierra i Fabra, Quizás mañana la palabra amor…

Botón volver arriba
error: Este artículo pertenece al sitio _ww.elfamaillense.com.ar